miércoles, 5 de agosto de 2015

jueves, 2 de abril de 2015

Una historia de amor



Era todo tan maravilloso. Por primera vez mi vida no era negra ni gris, era resplandeciente, más brillante que el sol. Quien no sepa lo que significa realmente estar solo de verdad es incapaz de comprenderlo.

Por primera vez sentí que de verdad le importaba a alguien. Experimenté un montón de sensaciones maravillosas con las que ni siquiera soñaba: el simple hecho de coger a alguien de la mano y sentir su calor, la suavidad y la dulzura de un beso, el poder sosegador de un abrazo, el llorar de felicidad.

Es un momento en el que cambias, lo quieras o no. ¿Cómo poder seguir siendo una persona tan amarga, tan depresiva, cuando tenía tanta felicidad? ¿Cómo poder seguir viéndolo todo negro cuando de repente tenía tanta luz? Esos preciosos ojos que eran capaces de mirar a través de mí y de verme por dentro; esa risa que era como una suave música que te hacía querer oírla todo el tiempo; esa sonrisa que era capaz de iluminar el mundo; esas lágrimas en los momentos tristes que solo evocaban sentimientos de ternura y de protección.

No hacíamos mucho, pero lo que hacíamos era con una sonrisa de felicidad. Al menos quiero pensar que tú eras tan feliz como yo.

En los días más malos pienso que ojala no nos hubiéramos conocido nunca. En los días no tan malos pienso que soy tonto por pensar eso.
La historia no tuvo final feliz, pero yo sonreí cada momento que pasé a tu lado. Y solo por eso, valió 
la pena. Vivimos muy poco tiempo juntos, pero ese poco tiempo fue el mejor de mi vida. Yo solo fui un pequeño párrafo en el libro de tu vida, pero tú para mi fuiste el libro entero.

Tu hoy ya estas con otro, y se que de mí no te quedará más que un lejano (puede que ni siquiera feliz) recuerdo.
Pero yo te prometí que te querría siempre, y siempre lo cumpliré. No me importa que ya no estés para ver cumplida esa promesa, ni para exigirme que la cumpla. Yo si estoy, y yo si me lo exijo. Ese es mi castigo por no poder darte lo que necesitabas, por las veces que no estuve y debía haber estado, por los malos momentos que te hice pasar. Por no haberte valorado como te lo merecías

Tú eres la persona que me lo dio todo sin pedir nada a cambio. Siempre te recordaré como mi mejor amiga, mi confidente, mi ángel, mi niña, mi princesa.

Mi querida Mónica,
siempre tuyo,
Fer

Anywhere you wander, anywhere you go
Every day remember how I love you so
If it takes forever, I will wait for you.
For a thousand summers, I will wait for you...

sábado, 28 de marzo de 2015

Sin ti



Todavía no se porqué apareciste en el momento mas bajo de mi vida. Me diste alas para levantarme y volar contigo, y vivir el sueño mas bonito que se pueda vivir, para al final cortármelas y que cayera aun mas abajo de lo que estuve.

Porque aun tan lejos y después de tanto tiempo tengo que seguir pensándote, soñándote, llorándote...queriéndote.

Me dijiste que si yo alguna vez faltaba no sabrías que hacer y te morirías; pero parece que esa habría tenido que ser mi respuesta, porque desde que no estás, yo si que he perdido totalmente las ganas de seguir viviendo...


Te prometí que te querría siempre, y aunque ya no estés para verlo y por mucho que me duela, sigo cumpliendo la promesa

Ya no hay nada que me puedas robar, ya no hay nada para ti amor 
estoy vacío y sin lágrimas que llorar.
Ya no hay nadie que me pueda ayudar, ya no hay nada que me puedas dar 
en mi alma hay una coraza hecha de dolor.
[…]
Quiero saber si existe castigo por poner 
mi alma a tus pies, y venderme por un amor.
Quiero saber si existe un cielo para idiotas 
que como yo, saben cuánto cabe en un adiós.



martes, 27 de enero de 2015

Distancia a tu mundo



Es algo que simplemente soy incapaz de entender, algo que mi cabeza no concibe; que nunca más vuelva a saber nada de la persona que más he querido en mi vida. 
Que estás a media hora en coche, a un simple mensaje de distancia, y aún así no puedo volver a saber. Iría a verte y no me abrirías la puerta, te escribiría un menaje y no lo contestarías.
Porque en realidad estás a mucha más distancia, mucho más lejos que eso, ¿verdad? 

Estas en un mundo aparte donde yo ni siquiera existo ya, donde lo nuestro ya solo es una mancha en el pasado, donde todos los grandes momentos y los grandes recuerdos que yo aún pienso cada día para ti no son más que polvo en el viento.
 

Donde tu ya has logrado lo que los dos creímos un día que era imposible: ser feliz el uno sin el otro.